jueves, febrero 24, 2011

ENCONTRARAS DRAGONES.




Josemaría y Manolo. Amigos de infancia. La vida les une y les separa en una España que se precipita paulatinamente hacia la Guerra Civil. Compartirán el dolor de estar furiosos con esa vida, pero lo asumirán de manera diversa. “Nacemos y morimos solos”, dice Manolo con trágico estoicismo. “No necesité aprender a perdonar, porque Dios me enseñó a querer” dirá años más tarde el sacerdote Josemaría Escrivá, el fundador del Opus Dei.Es fácil y difícil escribir sobre esta película del director de La Misión y Los gritos del silencio. Fácil, porque no tienes que recurrir a complejos argumentos para concluir que Joffé ha hecho una película excelente, quizás la mejor de toda su carrera. El título Encontrarás dragones es un buen compendio de una historia trepidante de amor y desamor, de un viaje donde hay dragones –los demonios interiores– que salen al paso de hombres y mujeres que buscan el sentido y la esperanza en un mundo desconocido, salvaje e inhóspito.

Dice Joffé que cuando el amor se va, deja un vacío que puede ser llenado con cosas muy desagradables. Su historia, construida de una manera muy inteligente, se acerca a un misterio que –como espectadores y como personas, religiosas o no– siempre nos apasiona: ¿por qué el amor es tan poderoso, por qué siempre termina subiendo a la superficie como un corcho rebelde?

A la calidad de un espectacular diseño de producción (en la trastienda hay 3 ganadores de Oscar que recrean un arco temporal de 80 años y 26 millones de euros de presupuesto), a la hermosa factura de la cinta (la fotografía y el montaje son muy buenos), se suma un reparto donde cada actor hace su trabajo de manera primorosa, quizás porque Joffé siempre ha sido un gran director de actores por su pasado teatral. Cox y Bentley están sencillamente magníficos.

El guión original de Joffé tiene mucha complejidad narrativa, con un punto de vista arriesgado y una narración en dos tiempos que fluye de manera armoniosa, a veces rugiente como un río de montaña, otras con más placidez. Y siempre con mucha agua, mucha historia que contar, con unos conflictos que ponen al espectador ante situaciones universales por ser esenciales, que en manos de otro director menos curtido hubieran sido un saco de tópicos o una lección de historia localista, muy pegada al terreno, en este caso un terreno muy transitado por el cine español y por bastantes películas americanas.

Decía que es fácil escribir que Encontrarás dragones es una gran película, espectacular, amena e intensa. Pero, qué difícil era contar esta historia de la manera en que lo ha hecho Joffé... No nos da un biopic al uso, no pasa de puntillas sobre asuntos de mucho calado, pero tampoco se entretiene innecesariamente, no pretende explicar una Guerra Civil en la que todos perdieron: muchos se hicieron mejores, muchos se aferraron a sus odios y bastantes –en los dos bandos– aprovecharon para ajustar cuentas de manera miserable y con actitudes mezquinas.

Joffé y su equipo –porque el cine es un trabajo de equipo, para bien y para mal– han logrado una gran película, conmovedora y apasionada, pensada para un público muy amplio (se distribuirá en todo el mundo y de manera especial en el mercado norteamericano). Una historia sin prejuicios de un inglés de origen judío, de izquierdas y agnóstico, que te da algo que no esperas. Sobre todo si eres español, tan dados como somos a los blancos y los negros.

Melchor Miralles sigue investigando, LOS DRAGONES POR DENTRO.http://melchormiralles.es/2011/02/23/los-dragones-por-dentro/.

14 comentarios:

Rafael dijo...

Sinretorno, pues si te pones así habrá que ir a verla, ¿o qué?

Sinretorno dijo...

Yo creo que sí, con la familia y con amigos, te parece?

LAH dijo...

Estoy deseando de sentarme ya en la butaca del cine, abrazos

lourdes dijo...

Gracias por este compartir veo como Dios camina en historia del mundo y del hombre en concreto como Dios se va revelando en tiempos tan dificiles donde muchas veces nuestra fe se pone a prueba que el señor nos conceda tener la confianza puesta solo en ÉL que es el Dios del perdon, gracias por su acogida mil gracias por su detalle y que el Señor lo bendiga siempre y le conceda lo que pide su corazón muy unidos en oración y un abrazo fraterno mil gracias

Anónimo dijo...

¿Por qué nos habla tanto de la película de nombre enigmático? Le pagan por promocionar, es usted productor, sin acritud.

Sinretorno dijo...

Pues mire este blog es gratuito y no tengo publicidad alguna., no soy productor. La he visto, me ha gustado mucho y la figura de Josémaría es muy amable. Por eso la recomiendo. en el blog de melchor miralles tiene usted preguntas parecidas a las que me hace y Miralles y yo estamos en las antípodas de muchas cosas. Prefiero hablar por mí mismo, antes de que me lo cuenten. Le gustará.

Sinretorno dijo...

Los dragones son el miedo, el odio, la inseguridad, territorios conocidos y desconocidos que aparecen en la vida siempre.

Gioconda dijo...

Dragones tenemos todos,pero la manera de afrontarlos es lo que nos diferencia...Espero que en la peli aparezcan pistas de ello!

Aaron dijo...

Mi dragón es superar el miedo escénico que me atenaza cada vez que me van a dar un premio por el blog; su dragón, SinRetorno, y según tengo entendido, es el sobrepeso. Cuídese más. ¡Cuídese visitando www.cineimperecto.blogspot.com porque ya hay nueva entrada!

Saludos,

A.

Aaron dijo...

El link iba mal. Ahora sí:

www.cineimperfecto.blogspot.com

Anónimo dijo...

Todos sabemos que hay dragones en nuestro camino.La oración es el arma más poderosa para combatirlos

Josemaría C. dijo...

Sí. Habrá que ir a verla. Estoy seguro de que sorprenderá a muchos -la he visto- tanto si les gusta como si no. Es una película muy densa en detalles, aunque se puede prescindir de ellos, y se ve sin agobios. Todo depende de lo que uno sepa -o piense que sabe- de antemano.

leoyvivo dijo...

Por cierto; si queréis más información, consultad
www.leoyvivo.wordpress.com

ana dijo...

UNA TRAICIÓN A LA VERDAD DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA