sábado, mayo 02, 2009

De Alaska y de Federico.



Alaska es un personaje que me cae bien. De chica muy rara en los ochenta y noventa, se ha quedado como cuasi normal. Felizmente casada con su productor, con su original modo de cantar pegamoide y de luxe. En una entrevista con Federido el de la cope, me defraudó; no se atreve a tener un hijo, porque crecerá y será un adolescente difícil. Rompiste moldes en la música, en las letras, en el no me importa, pero en lo del hijo te echas para atrás. Es más fácil pintarse el cabello de color rojo y aparecer como una máscara de ópera. También leí la entrevista a Federico; este hombre tiene su mérito, consigue enfadar a los que mandan, sube la mañana de la cope a un millón cuatrocientos mil, pero si te descuidas no deja hablar ni a los contertulios. Se despacha de entrada, diciendo que quienes dominan en la Iglesia son los neocatecumenales, el opus, comunión y liberación, y los legionarios de Cristo, nuevas sectas de la Iglesia católica ( no explica que entiende por secta). Desde hace tiempo pienso que tienes prevista tu salida de cope con tu secta de seguidores que irán donde vayas. Sé un poco más serio en tus análisis eclesiásticos, así como pides a los demás que sean más serios.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi de los santos me recuerda a jose maria garcia en su última etapa de la radio. Totalmente endiosado, estaba cabreado con medio mundo del deporte y no se hablaban con el. Pej consiguió cabrear a todo el real madrid y barza juntos. Así sin que los dos equipos mas importantes no te hagan caso, acabas perdiendo interés porque solo cuentas tu royo y no tienes acceso a que los demas te cuenten algo ( y eso es lo que interesa )

All the best

Alfonso dijo...

A mí Alaska, siempre me gustó. Cantando, en las películas, no.
Y de Federico, bueno, yo le escucho mientras me ducho, entre las seis y siete menos cuarto de la mañana. Está bien saber por donde van las consignas de la ultraderecha. Además, sirve para espabilarme.
Federico una vez le cayó en gracia a la Iglesia, por eso de darle caña al gobierno. Pero bueno, se puede dar caña sin insultar. Y eso es lo que ha hecho. Y a la COPE (con lo que fue en sus tiempos) se le ha ido de las manos.
En la Iglesia hemos críado un cuervo. Y estimado amigo, ojalá me equivoque, pero a más de uno, le comerá los ojos.

Fran dijo...

Alaska me gusta bastante aunque no todas sus explicaciones me satisfagan.
Creo que tiene bastante mérito. Ella suele decir lo que piensa y quizá es más objetiva y sincera (dentro de poder confundirse como todo el mundo, es verdad que sobre la Iglesia no parece documentada, estoy de acuerdo) que muchos artistas españoles que imparten doctrina hipócritamente y sometidos a lo políticamente correcto por si acaso. Alaska dice que si por algo se caracteriza es por tener una opinión propia. Y es precisamente lo que ocurre con Federico. No es de ultraderecha, el liberal, para bien o para mal, no es que quiera defender su posición. Tiene su opinión y su trabajo consiste en hablar de la actualidad sin venderse a una ideología o político de turno. Yo agradezco que los periodistas digan la verdad. Otros también lo hacen, no solo él, y en otras emisoras que no son la COPE. Y si la COPE desea hacer un cambio no solo está en su derecho, además parece lógico que alterne profesionales en vez de ligarse perseculum a un periodista.

(sin número) dijo...

Yo digo que más vale tarde que nunca. Y que ya lo han echado. Gracias a Dios.