lunes, mayo 04, 2009

Rezar cara a cara.



Algunos me preguntan cómo se reza, como se habla con Dios, cómo sabes que te escucha, que te responde?. La biblia dice que Dios hablo con Moisés, cara a cara, como se habla con un amigo. Jesús habló con mucha gente: su Madre, los apóstoles,con multitudes, con judíos, no judíos, con militares, con ladrones, con bebedores, con niños, con mujeres, con Pilatos, con endemoniados. El mismo nos dio ejemplo, pasaba mucho tiempo en oración, noches enteras. Un cristiano debe orar por imitar a Jesús. Nos dijo que donde hubiera dos o más en su nombre, ahí estaría, nos dejó su cuerpo como alimento y en el sagrario para hacerle compañía. La oración puede ser mental, sin palabras, ni discursos, de mente a mente, de corazón a corazón o vocal, oraciones de la Iglesia especialmente el Padre nuestro, en ambas hay que procurar poner la cabeza en lo que decimos. Es apasionante, Jesús hombre como tú conoce tu corazón, tus cabellos, tus dificultades, tus problemas y circunstancias mejor que tú mismo. Pero te ofrece siempre la posibilidad de que le cuentes, como a un amigo que no falla, lo que preocupa, el sentido de las cosas, tus debilidades, lo que no entiendes, lo que te gusta, lo que no, la muerte, la vida, lo que no puedes y notarás su consuelo, su ánimo, su alegría, su respuesta, porque es Dios. Podemos hablar con Dios, de tú a tú. Pedirle,adorarle,quejarte,contarle un chiste. Maria guardaba en su corazón los sucesos de su vida con Jesús, que a veces no entendía, guarda en tu corazón y saca un poco de tiempo para hablar con El. Puede que a veces, Dios no es una máquina de cocacola que si le hecho un euro sale, no entiendas , no te sientas escuchado, pero te habla siempre a través de los sucesos, de luces, del ejemplo de los demás. Escrivá decía en Camino, que no sabes orar, díselo así y ya estás hablando con El. Rezo por todos los que me leeis y os pido que lo hagáis por mí. Orad los unos por los otros nos aconseja San Pablo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Biennnnnnnnnnnn

Luisa dijo...

A andar, andando.
A rezar, rezando¿no?
Eso,eso, nos hace falta práctica y naturalidad y ganas y convicción y conocimiento y amor, mucho amor.
Y rezar los unos por los otros ¡Ah, la Comunión de los Santos, qué cosa tan grandiosa!

eligelavida dijo...

Parece difícil pero no, “no son menester fuerzas corporales para ella, sino sólo amar y costumbre; que el Señor da siempre oportunidad si queremos” (Santa Teresa de Jesús).

maria jesus dijo...

De acuerdo en todo y me gusta mucho eso de que reces por mi, yo tambien lo hago por ti. Un abrazo

Sinretorno dijo...

Que bueno lo de Santa Teresa. Sois gente muy buena , gracias.

Alfonso dijo...

Padre nuestro que estás en los cielos... Jesús nos lo enseñó.
No hay que ser titulado ni nada.. es muy fácil.
Y para escucharlo, es coger la frecuencia, como si sintonizaras una emisora de radio.
Claro, si no lo haces bien, tienes mucho ruido y no te enteras.
Y supongo que cada cual tendrá su lenguaje con el Padre, no todo el mundo habla a sus padres igual, aunque lo quieran lo mismo.
Como digo, rezar es tan fácil, como dar las gracias.
Ahora que si queremos que Dios nos derribe como a San Pablo del caballo, pues nos llevaremos muchas desilusiones...
Y desde aquí parto una lanza a favor de los que llevan la vida contemplativa y lo que hacen es eso, rezar. Toda su vida. Aquí en Jerez hay un convento, de las Reparadoras, creo, y siempre hay un monja, perenne, las 24 horas frente al Santísimo. Yo es que alucino con eso, porque sería incapaz de hacerlo. Pero hay gente, que nos lleva mucha delantera... habrá que imitarles...