lunes, mayo 11, 2009

ZP y Jiménez.



Yo también he celebrado que Patxi López sea lehendakari, pero ZP me hace torcer el gesto porque dice que con Patxi no cabe ni un nacionalismo vasco, ni un nacionalismo español, es frentista siempre. Jiménez decide que la píldora del día de después se puede retirar a cualquiera, menor también, sin receta en cualquier farmacia. No entro en el tema abortivo, pero a quién se le pide cuentas por los efectos de esa píldora que equivalen a 50 reglas de mujer? A la ministra. Estás incumpliendo toda la legislación médica y ética de médico, farmaceútico. En cambio si vas a por orfidal te apuntan en una lista, por favorrrrrrrrrr.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy cierto.

eligelavida dijo...

Todo este feminismo es anti-mujer. Con estas medidas lo que hacen es favorecer la promiscuidad. Cualquier chiquilla sabe que puede encontrar la “solución” en la farmacia de la esquina. ¿Y a quien perjudica todo esto? Principalmente a ella. Además de cometer un aborto, en caso de que se hubiera producido un embarazo, los efectos secundarios los sufre ella solita. No su “compañero”, ni zp, ni la ministra, ni el electorado.

misideascotidianas dijo...

¿Estos si son Zipi y Zape?

calvo dijo...

Totalmente de acuerdo,encima el crecepelo no lo dan en la seguridad social pero la pildorita de marras si y a cualquiera........

gordon dijo...

Zp da a la gente lo que la gente quiere.Hoy en día la gente quiere disfrutar a tope,sin cortarse.No hay principios ni valores.Si algo sale mal que me lo arreglen.Se vive esta vida pensando que es la que importa y ahí está el error.Nadie quiere "decir no" y se prefiere caer de lleno en la tentación.A Zp le parece bien y por eso conecta con la gente.

Anónimo dijo...

20 euros. Qué barato es matar.




El Chico del Amanecer

JUANMA SUÁREZ dijo...

Es barato matar, y además es legal. Y cuando aumenten el número de enfermedades sexuales en los adolescentes y los asesinatos de niños en el vientre de sus madres, ¿alguien tendrá la poca vergüenza de saltarle al cuello a quien diga que el condón no es la solución?