jueves, mayo 27, 2010

Sacerdotes.



Hoy es la fiesta, muy española, de Jesucristo sumo y eterno sacerdote. Todos los bautizados tenemos una participación en el sacerdocio de Cristo, aunque el sacramento del orden, les hace otros Cristos, para celebrar la eucaristía, perdonar los pecados, predicar el evangelio y ayudar a todos y todas a ir al cielo y hacernos la vida más amable. Los sacerdotes son Cristo lavándonos los pies. San Josemaría Escrivá decía que debían ser alfombra para que los demás pisen blando. Muy bello de decir pero pónganse a ello. Es un día para dar gracias por los sacerdotes, para pedir que sean santos, que no estén solos, para que el Señor mande muchos obreros a la mies.

6 comentarios:

Nicolás dijo...

Magnífica entrada, muy clara, muy concisa, ojala sirva para que muchos jóvenes se animen a seguir esa vocación. Y para que los menos jóvenes recemos mas por las vocaciones.

mar dijo...

Y que sigamos rezando por todos ellos no solo durante este año sacerdotal y ya está acabando sino cada día para que sean santos y que haya más vocaciones.

Fernando dijo...

¿"Todos y todas"?

Angelo dijo...

Quedan pocos días para acabar el año sacerdotal, donde tantas gracias se han derramado, donde hemos podido volver a reflexionar sobre el gran regalo que Dios nos hace con ellos. Sin sacerdotes no hay vida espiritual.Un abrazo

mar dijo...

Sinretorno, has querido decir "todos" sin más. Es que de tanto oirlo no te has dado cuenta, verdad?
Besos MAr

Sinretorno dijo...

He dicho todos y todas, se puede usar también, aunque gracias por advertirme.