lunes, julio 26, 2010

Blogs, en verano.



Según mi contador de entradas en estos meses de julio y agosto disminuye un tercio el número de entradas. Así pasa también en fines de semana. Conclusión: leemos blogs en el trabajo, en verano casi mejor, ni encender el ordenador. Que buenos esos sueños de después de comer, donde se mezcla la voz del tour, con juegos lejanos de niños, sueños profundos en que uno vuelve a ser niño. A los que pasan por aquí, a los seguidores especialmente que descansen. Que puedan pasear, hacer oración dando gracias por la creación, que lean un buen libro, que vean una buena peli, que charlen sin acritud, que no pierdan las llaves del coche.

2 comentarios:

mar dijo...

Mucha culpa tambien la tiene que a donde vamos de vacaciones no tienen internet. No se si lo podré superar.
Ya he metido el libro, los pasatiempos,la radio, El magnificat, las playeras para darme buenas caminatas...

Sinretorno dijo...

Puede que sea bueno desconectar de inet y darle a la playera y al Magnificat, que descanses y disfrutes.