martes, marzo 29, 2011

La biznieta de la Pasionaria, abraza la Fe.


Gentileza de Juan Ramón Domínguez.


Para compartir el tesoro de nuestra fe católica no nos debe frenar la frialdad o lejanía de las personas que tratamos. Aquí tenéis un ejemplo. Se llama Anna Biriukov, nació en Moscú en 1975 y en 1992, con 16 años, se trasladó con sus padres a vivir a Madrid. Fue educada en el comunismo y en el ateísmo más severo. Militó en organizaciones del PCUS. Recibió una formación sovietica. Ni fue bautizada ni leyó nunca una Biblia. Todo lo religioso le era ajeno salvó algunas advertencias de su abuela Raïsa que le decía: "Anna, que Dios te ve" o "Anna, eso que has hecho no le gusta a la Virgen".Lo explica en El Mundo la veterana periodista Pilar Urbano en una amplio reportaje titulado "La bisnieta de la Pasioneria que acabó en el Opus Dei".Luchadora en la Guerra Civil Más de uno se llevará las manos a la cabeza al ver las vueltas que da la vida. Dolores Ubárruri, más conocida como la Pasionaria, fue una legendaria dirigente del Partido Comunista de España, temida por su ferocidad en la Guerra Civil, implacable con sus enemigos, en especial con los sacerdotes y, en cambio, protectora de las monjas en plena contienda, y buena cuenta de ello dió en su día la hoy beata Madre Maravillas de Jesús. El nombre de la Pasionaria provocaba escalofríos en el Madrid republicano del 36 por las tremendas y violentas historias que se contaban de ella. Una bisnieta suya, Anna Biriukov, casada con un español y con seis hijos, da fe de su conversión al catolicismo y el descubrimiento de su vocación al Opus Dei.Oveja negra Dice que es "la oveja negra de una familia...roja. En Rusia ni juré la Biblia ni escupí en ella. No había Bíblia". "Ya en Madrid, por amor a Nacho (su marido), empiezo a recibir catequesis. Voy descubriendo el Antiguo Testamento, el Evangelio, las riquezas espirituales de la Iglesia... Sobre todo me voy encontrando con una persona: Jesucristo. Es un proceso sereno -dice Anna-. No quiero que sea un trámite para la boda. Es más, no hay boda hasta tres años después. Llego a la fe con racionalidad, con sinceridad, con libertad. Y con mucha alegría. Bueno, digo que ´llego a la fe´, pero no llego sola. Dios me lleva. Y me bautizo".Y, luego, el Opus Dei Anna lleva a sus hijos a dos colegios de Fomento, Aldovea y Aldeafuente, cuyo asistencia religiosa está encomendada a sacerdotes de la Prelatura del Opus Dei. "Dios se hizo oír. No respondí enseguida. Tardé. Ahí se produjo un escqueo, un juego del escondite. Pero Dios respetó mis dudas, mis temores. Hasta que un día descubrí el talismán con el que sería capaz de todo: la gracia. Y dije: ´Aquí estoy, quiero ser del Opus´".

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que si hombre, ¿quién dijo que tenemos que seguir la fe o la no fe de nuestros padres? Por suerte vivimos en un país libre y donde la libertas religiosa es un derecho de todos.

Como si mañana queremos todos pasarnos al sintoísmo porque descubrimos algo que los demás no ven, cada persona es un mundo distinto y los caminos de la fe llegan a todas partes.

Seguro que la fe le da fuerzas en momentos de flaqueza. Una buena noticia.

Candela dijo...

Que noticia más curiosa, si lo hubiera sabido la Pasionaria le hubiera dado algo.

Es tambien una noticia positiva, para variar, alguien que no se pasa al Islam.

Torrevela dijo...

Esta persona ha tenido un cambio profundo, está feliz y no lo calla. Da qué pensar. La fe católica, cuando se conoce, atrae porque llena. Y se cambia lo que sea porque vale la pena.
¡Enhorabuena por este magnífico blog!

LAH dijo...

Es una noticia esperanzadora y me alegro mucho de esta conversion!

Javier Vicens y Hualde dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el primer comentarista.Lástima que su comentario no vaya firmado. Tiene más razón que una santa. La fe de nuestros padres es una buena noticia y los que la abandonan pierden algo más valioso que la vista. Sobre todo me parece muy valiente ese testimonio suyo: le faltaban las fuerzas, se refugió en la fe y aquí la tenemos, hecha una Doctora de la Iglesia.
¿Por qué no firma? Porque es la bisabuela de la Pasionaria y en la catequesis le dijeron que las abuelas deben ser discretas.

Anónimo dijo...

Precioso!!

Mento dijo...

Cuando Dios te sale al encuentro, es imposible no rendirse a su amor incondicional. Y también es imposible callarlo...Dios está actuando, aunque la mayoria no pueda verlo, ni comprenderlo. Bien por quien con valentia hace publica su fe, aún sabiendo lo que viene luego.

Anónimo dijo...

Tal vez la bisabuela de la pasionaria era una mujer de fe.Estamos en el terreno del misterio,de la conversión y valiente testimonio de una mujer y del odio hacia la Iglesia que alimentó a otra.¿Causas de esto último?.Seguro que existieron.Digo causas,no razones.Odiar es irracional,a veces la burla lo disfraza de algo jocoso-como ocurrió en la burda actuación de un payaso malo en la Universidad de Valladolid.Pero no nos equivoquemos,en el anticlericalismo de los apoltronados estudiantes que se mofaban del Papa y en el de una mujer de la cuenca minera,el odio era,y es,el mismo.Un abrazo de Janusa

Anónimo dijo...

El problema Janusa es que a veces el odio es recíproco, de los clérigos a los no católicos y de los no católicos a los clérigos.

Juan

.M. dijo...

Es un regalo haber nacido en el seno de una familia católica. Pero no puedo evitar envidiar un poco eso que escribes de "encontró la fe de una manera racional, sincera, libre"
El hecho de que nos la hayan dado tan masticada y que podamos practicarla libremente a veces nos hace (o por lo menos a mi) minusvalorarla u obviarla.
Conozco a varios conversos y puedo decir que nos dan mil vueltas a muchos católicos "de toda la vida"

Juan: los clérigos no odian a los no católicos; simplemente, no odian.

Anónimo dijo...

.M. permite que lo dude, los clérigos son a veces más humanos que nosotros los creyentes, y como tales se dejan llevar por sus sentimientos.

No mitifiquemos a humanos.

Anónimo dijo...

Disculpadme,estoy un poco confusa.Seres humanos somos,creo yo,todos los que,ya como embriones,aterrizamos racionalmente en la vida.Luego viene la pabra "humano" referida al portador de valores tales como solidaridad,comprensión,caeptación de las limitaciones propias o ajenas,BONDAD,etc.Esas cualidades puede,o no,tenerlas un clérigo o un ovejero australiano.Las circunstancias también matizarán las actuaciones,digo yo.Pero el odio es palabra fuerte.Y no tengo referencia fiable de que en la historia reciente de nuestro pais ningún clérigo haya asesinado a mansalva.A ese odio,emergente ahora,le tengo miedo.El valor de la valentia no es una de mis cualidades.Un abrazo de Janusa,temo no haber aclarado nada pero he hecho un esfuerzo.Y honrada si que soy,no arrimo el ascua a ninguna sardina.

.M. dijo...

Juan, lo siento pero no me expliqué bien. Quería decir que los clérigos no odian a los no católicos, como afirmas tal ligeramente. Son humanos, y claro, también tienen sentimientos malos. Lo que quería decir es que no dan rienda suelta a esos sentimientos o procuran no regocijarse en ellos. Por eso son católicos, porque creen en el amor a todos (aunque a veces sea dificil) porque todos son hijos de Dios.
Si de vez en cuando se enfadan no pasa nada; significa que tienen sangre en las venas e incluso el propio Jesucristo se enfadó cuando vió lo que habían hecho en el templo. Pero decir que ODIAN por el simple hecho de no ser católicos creo que es excesivo, falso y demagogo.

Anónimo dijo...

Bueno, no es falso, es una simple visión de la realidad que me pertenece a mí, igual que usted defiende su postura de que ningún clérigo odia, yo si creo que lo hacen, lo han hecho y lo harán, porque son tan humanos y tan buenas o malas personas como los no católicos.

Janusa, habla usted de historia reciente porque no le interesa irse a la más arcaica, pero bueno, hablemos de la historia reciente. Es cierto que ningún clérigo ha ido matando a civiles no religiosos, y también es cierto que ellos sí han sido perseguidos, como también es cierto que llevaron bajo palio a un asesino de masas que estuvo en la jefatura del estado de este país.

Y ahora le pregunto, si yo mato a un grupo de personas y usted me alaba por ese comportamiento, ¿no somos los dos igual de culpables? ¿No es regocijo lo que usted sentiría al alabarme por las muertes que he cometido?

Las cosas no son o blanco o negro, ni todos los clérigos son santos, ni todos los no católicos son inquisidores, la vida está llena de grises, eso es lo que quería decir anteriormente. No nos dejemos engañar por los alzacuellos, detrás se esconden personas tan humanas como los demás, y Dios nos ayuda a todos con la misma intensidad.

Espero haberme hecho entender, no era esto ningún tipo de ataque, si ha sonado así, pido disculpas.

Juan

Anónimo dijo...

Amigo Juan,tendríamos tema para una mesa redonda que aqui no cabe.No eludo lo arcaico,me intersa y mucho.Hay dos temas,inquisición y masonería,que tienen la virtud de interesar siempre ¿vamos bien por ahi?.Pero soy católica,hasta ahora los alzacuellos me han ayudado y las palabras del Papa aunque hablase en un avión,me pusieron en estado de alerta.Asi que me puse a pensar en el 36 y en que antes hubo un 31 y un 34.Es muy amplio el tema,no cabe aqui todo lo que se puede decir del temible dictador asesino de masas...no caigamos en topicazos fáciles.Una guerra es cruel,la victoria no suele traer la paz.Las heridas,las cierra el tiempo y las reabren torcidas intenciones.Pero en efecto,entre el negro y el blanco,está el gris.Y lo que no tiene justificación tiene,muchas veces,explicación.Ese es el matiz.Un saludo y gracias por tu atención.

Anónimo dijo...

Perdón,Juan.Olvidé firmar,soy Janusa

Sinretorno dijo...

Alguna idea que puede ayudar: 1.distingue tempora et concordabis iura, distingue en la historia: no podemos , juzgar la historia desde nuestros criterios actuales solamente; 2. hasta 1976 en españa el jefe de estado tenía derechos de patronazgo en nombramiento de obispos, el Rey español renunció a ellos. La Reforma católica en españala hicieron reyes, no eclesiásticos; 3. el pasado pasó, la historia es maestra de la vida, cada generación debe construir su historia. España es un enigma histótico. Pero nadie se mete con que los obispos anglicanos formen parte de la cámara de los Lores, que la Reina sea cabeza de una Iglesia. Constato que temas que parecían superados se reabren, con un cierto cainismo español. Los abuelos que perdonaron, son sustituidos por nietos quehablan de españa con odio, sin saber muy bien que pasó. Por cierto aquií se habla del testimonio de una mujer que se ha convertido. Procuro aportar noticias positivas, desde mi punto de vista que no pretenden zaherir a nadie. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

No, si a mi no me molesta el tema Sinretorno, ya dije antes que me parece una noticia muy positiva, el primer Anónimo de este tema es mío, se me pasó firmar.

Sinretorno, dice usted que no juzguemos la Historia desde nuestra óptica, no lo haré, usaré la óptica de nuestro Señor Jesucristo para opinar sobre los actos pasados.

No Janusa, no me refería a la inquisición, aunque también cabría, me refiero a la declaración de Urbano II convocando la cruzada contra en infiel y prometiendo el paraíso a quien asesinara a un solo infiel, porque Dieu le veut!... El mensaje de Cristo es el mismo siempre, y creo que todos estamos de acuerdo en que no somos el Islam, no vamos premiando a quien mata infieles, en el catolicismo se premia el amor, quizás por eso seamos una de las mayores religiones del mundo.

De todas formas, creo que no me han entendido, el tema no era sacar a relucir el pasado de la Iglesia, el tema era demostrar que un clérigo si puede odiar a personas no católicas, quería hacerles ver que el odio es parte del ser humano, parte de la lucha interna que mantiene el bien y el mal dentro de la moralidad y ética humana, y que los clérigos son parte de esa ética y esa moral.

De verdad que no quiero entrar en el tema de la guerra incivil, Janusa, con todos mis respetos, creo no haber dicho ningún topicazo, solo reflejar que en esa guerra se dieron odios tanto de un lado como de otro, las dos posturas muy reprobables, no traten de justificar ninguna de las dos, no sería justo.

Espero que no se tomen a mal la réplica. Un abrazo a los dos y gracias por contestarme.

Juan

Anónimo dijo...

Don Sinre,la noticia de esta conversión era algo muy bueno,yo tengo tendencia a desviarme del tema central de las entradas.Y al puntualizar y reconducirnos,has tocado un punto muy importante,el del perdón.Yo no viví la última guerra civil española pero soy una abuela que ha conseguido perdonar.Después de mucho tiempo,en una confesión me di cuenta de ello,lloré de alegria.Por eso no quiero que me la roben los que saben poco o nada de aquel drama y pescan en rio revuelto.La demagogia es muy facil.