lunes, marzo 28, 2011

La Samaritana que llevamos dentro...


Comparen un programa político de cualquier político, aspirante a rector, presidente de cofradía o de vecinos, con el programa de Jesús en el evangelio. Este domingo nos narra el encuentro de una mujer con experiencia de la vida; cinco maridos tenía y el actual no era marido, que va a por agua y dialoga con Jesús. Jesús no se ocupa sólo de multitudes, se acerca a cada uno a cada una, cuando tenemos sed: de perdón, de descanso, de sentido de la vida y de la muerte. La gran pregunta es , traéte a tu marido y os explico. El matrimonio fue un gran propagador de la Fe y debe seguirlo siendo. La samaritana, ante el marrón,como todos nosotros le dice que no tiene marido, ahí escuece. Y rápidamente ante la escocedura viene la gran teoría: donde proclamaron los profetas al Mesías????; la samaritana que llevamos dentro ante el problema se evade: oye, dónde dice el evangelio eso?; no son todas las religiones iguales??; una sociedad democrática no debe impregnarse de restos confesionales; pero son auténticos los evangelios??; porque el Vaticano no vende sus bienes para los pobres??; y qué me dices del asunto del preservativo??; y los Borgia?? y la inquisición??. Anda reconoce tu marrón, tus pecados, el punto en que no quieres que te moleste la doctrina de la Iglesia de Jesús. La mujer se convirtió, el Mesías se presentó ante ella como tal, a pocos, muy pocos se lo dijo. Y la casa de la samaritana se llenó de gentes, de perfumes, de agua viva, de alegría. Jesús hizo también lo que Josemaría Escrivá llamaba apostolado de amistad y de confidencia. Y no está bien hacer solitarios haciendo trampas.

12 comentarios:

NIP dijo...

¿También una samaritana? creo que voy pidiendo cita al Fortea, no es sólo la Legión es el ejército pistacho-iraní más una samaritana.Un abrazo.

Sinretorno dijo...

jajajajaja D. Nip. Sublime.

LAH dijo...

La samaritana salio a por agua a unas horas hostiles, al mediodia, para que nadie la viera, despues de 5 maridos era una verguenza para ella que la vieran, estos maridos no dice que estuvieran muertos, seguro que la repudiarian, y encima vivia con uno que no era marido suyo...
Siempre me vienen cosas nuevas con este evangelio, el Señor viene a tu busca siempre, ahora está en nosotros si queremos oirlo en nuestro corazón.
Huy, me extendido demasiado pero asi me ha salido hoy!
abrazos

Anónimo dijo...

Mira que busco en el evangelio y no encuentro donde pone que las mujeres no puedan ser sacerdotes, ni que los sacerdotes tengan que guardar celibato, mientras los apóstoles tenian pareja...

No logro encontrar respuesta, alguien me dijo algo de que San Agustín era muy misógino y cambió las cosas, ¿alguien me puede ayudar?

Sinretorno dijo...

El celibato no es de recho divino, lo de la mujer sí. No hubo apostolas. Ni aumentan las vocaciones por la falta de celibato, protestantes estan peor. Ni la mujer demanda eso que dice. Es pura mnaipulación

Sinretorno dijo...

Y mire si su problema no e s herida por algo o reprimida por tra.

Aaron dijo...

A veces son los pecadores convertidos quienes, con la mochila que ha sido su vida, acercan más almas a Cristo.

Saludos, SinRetorno, y pásese usted por mi casa. Necesitamos un poco de cordura!

A.

José Antonio del Pozo dijo...

Bonito texto, Sinre. Un abrazo

.M. dijo...

Me considero una samaritana del SXXI: soy madre soltera, pero amo a Dios por encima de cualquier cosa (aunque no siempre ha sido así)
Me gusta tu blog. Hace tiempo me solía pasar por aquí y a veces viene bien encontrar en intenet algo así.

PD: Respecto al preservativo, la Iglesia recientemente ha aceptado su uso en determinados casos. Si no puedes evitar la fornicación, evita un asesinato de alguien que sabes con certeza abortaría en caso de quedarse embarazada.

PD: La persona que habla de la mujer en la Iglesia no merece ni que le contestes: no tiene intención de debatir o escuchar, sólo de atacar y además ni tan siquiera firma con un nik.

Sinretorno dijo...

Todos somos una samaritana de cualquier siglo. Un homenaje a la mamá soltera que tuvo la valentía de sacar a su hijo adelante. Aa, es que no ví esa peli y poco puedo decir.

Anónimo dijo...

Hay que escuchar al Señor y seguirle.Ser humilde y no pensar que siempre tenemos la razón

Aaron dijo...

SinRetorno, ya sabe usted que ver la película no es óbice para comentar en el blog! Cada uno suelta su mamarrachada, referente unas veces a la película criticada, y otras veces a la crítica misma. Digo yo que algo tendrá que decir un señor catedrático! :)
Abrazo,

A.